Tipos de composites dentales

tipos-de-composites-dentales-TienDental (2)Los composites dentales o resinas compuestas son materiales sintéticos compuestos por diversos materiales que se utilizan en Odontología para hacer restauraciones y corregir defectos en las piezas dentales.

Sus usos van desde las reparaciones estéticas de las piezas anteriores, hasta empastes y obturaciones en las piezas posteriores, por lo que son un material fundamental tanto para la estética como para la salud dental.

 

Los composites dentales están compuestos por tres sustancias químicamente distintas:

  1. Una matriz orgánica compuesta por un sistema de monómeros mono, di- o tri-funcionales, un iniciador de la polimerización de los radicales libres y un acelerador que actúa sobre el iniciador potenciando su acción disminuyendo el tiempo de polimerizado.
  2. Una matriz inorgánica compuesta por un material de relleno inorgánico que aporta las propiedades físicas y mecánicas del composite.
  3. Un agente de unión entre la resina orgánica y la matriz inorgánica.

 

 

Se distinguen distintos tipos de composites en función del tamaño de las partículas que tengan en su composición.

tipos-de-composites-dentales-TienDental

 

Tipos de composites dentales:

  • Macroparticulas o Macrorelleno: El tamaño de las partículas oscila entre 0.1 y 100 micras. Este tipo de composites están en desuso por las limitaciones funcionales y estéticas que tienen.
  • Micropartículas o Microrelleno: El tamaño de las partículas está alrededor de las 0,04 micras. Este tipo de composite tiene grandes propiedades estéticas ya que se pueden pulir y ofrecen un alto grado de translucidez. Su inconveniente es que ofrecen unas propiedades funcionales muy pobres. No ofrecen mucha resistencia al desgaste ni soportan cargas oclusales o presión masticatoria. Este tipo suele estar indicado para restauraciones estéticas en el sector anterior.
  • Partículas Hibridas o Microhibridas: Están diseñados con partículas de diferentes tamaños, por lo que se consigue un material con mayores propiedades estéticas y funcionales.
  • Nanopartículas o Nanorelleno: Se utilizan partículas de tamaño muy reducido que mejoran las propiedades físicas y estéticas del composite.Este tipo de composites se han conseguido gracias al desarrollo de la nanotecnología.
  • Partículas Nanohíbridas: Los composites nanohíbridos son todos aquellos composites híbridos que contienen en su composición sílice pirogénico de 0.04 um. Sus propiedades clínicas son similares a las del nanorelleno pero resiste más al desgaste y mantiene aún más su brillo y su estructura superficial.

 

Las resinas dentales en general respetan la estética y mantienen la apariencia natural, y pueden colocarse tanto en dientes frontales como en las muelas.

Se adhieren perfectamente a la superficie del diente y gracias a ellas se evita la utilización de metales como el mercurio.

Las resinas dentales se pueden utilizar para rellenar cavidades y grietas, modificar la forma o tamaño del diente, mejorar la apariencia de piezas dentales decoloradas o restaurar lesiones ocasionadas por caries o traumatismos.

 

La elección de uno u otro tipo de composite depende de la ubicación de la pieza dental y de los requerimientos estéticos.

 

¿Cómo se aplican las resinas dentales?

Las restauraciones con composite o resina dental son tratamientos sencillos que permiten mejorar en gran medida la estética de la sonrisa.

A veces es necesario tallar previamente la superficie del diente para adherir la resina. Posteriormente se aplica el composite directamente sobre la pieza y se moldea. Una vez colocada, se endurece la resina con luz ultravioleta y finalmente se lima y pule para mejorar su apariencia.

 

Tipos de composites

Composites anteriores o estéticos

Los composites anteriores, se utilizan para restauraciones dentales en las que sea importante conseguir un resultado estético y una apariencia muy natural. Se trata de composites de micropartículas o microrelleno, por lo que destacan sus propiedades estéticas y no tanto así sus propiedades funcionales.

Su principal ventaja es que pueden pulirse hasta conseguir un elevado brillo de larga duración, por eso son los más indicados en odontología para restauraciones estéticas anteriores. Por eso son también llamados composites estéticos.

No es necesario el tallado de la pieza dental y sin embargo se puede conseguir la modificación de su tamaño, su forma o su color.

 

Composites universales

Los composites universales reciben ese nombre porque sus propiedades les permiten ser utilizados en restauraciones estéticas de piezas dentales tanto del sector anterior como del sector posterior.

Las diferentes marcas nos ofrecen una gran gama de tonalidades en este tipo de composites para adaptarse al tono del esmalte dental de cada paciente.

Estos composites suelen ser de tipo híbrido y pueden encontrarse en diferentes formatos como jeringas, cápsulas o fluidos. 

 

Composites posteriores

Los composites posteriores se utilizan para las restauraciones de piezas dentales en el sector posterior. Aquí es donde los composites necesitan una mayor resistencia al desgaste, a las cargas oclusales y a la presión masticatoria. Consiguen restauraciones muy duraderas y fiables gracias a sus propiedades físicas. No ofrecen grandes ventajas en cuanto a la estética, por lo que no se usan en piezas dentales del sector anterior.

Composites bulk fill

Los composites Bulk Fill están compuestos por nanopartículas o nanorrelleno que aumentan la fuerza de la unión entre ellas consiguiendo una mayor resistencia al desgaste.

Se utilizan en restauraciones que requieren grandes volúmenes de composite en una sola capa o para evitar la necesidad de aplicación de múltiples capas.

 

Composites fluidos

El composite fluido o flow es de tipo nanohíbrido que presenta partículas de nanorelleno y un relleno convencional que ejerce de soporte para las nanopartículas. El resultado es un composite muy fluido que se adapta perfectamente a las superficies haciendo su manipulación más fácil para el odontólogo. Se utilizan en la obturación de pequeñas cavidades de las piezas dentales, como fisuras, poros o caries diminutas de muñón. Su comportamiento es muy similar al de los composites de nanorelleno, solo que el composite fluido mantiene aún más su brillo y su estructura superficial.

 

Composite autopolimerizable

Este tipo de composite No requiere de aplicación de luz para su polimerización. Se utiliza para la obturación de cavidades en dientes posteriores que requieren de mayores propiedades mecánicas y para la reconstrucción de muñones. . Es frecuente también su uso de composites autopolimerizables en cavidades de gran tamaño para acelerar el proceso, ya que los composites fotopolimerizables actúan demasiado despacio.

 

Composite de ortodoncia

El composite de ortodoncia se usa principalmente en el cementado de brackets y la unión ortodóntica de bandas. Suele ser fotopolimerizable y libera fluor tras su aplicación.

 

 

El composite dental suele estar disponible en jeringas y en cápsulas, con una gran variedad de tonos y opacidad. En TienDental conocemos su variedad y sus usos, y te ayudaremos a encontrar el composite dental ideal para cada uno de tus pacientes.